Plantean la necesidad de continuar con tareas de «Equinoterapia»

Responsables del Centro de Equinoterapia y Escuela de Equitación Criolla ‘El Rejunte’, Alba Aguilar y Julio Rocha, se reunieron con el secretario municipal Gastón Díaz. Abordaron la reapertura del establecimiento bajo un estricto protocolo sanitario, a fin de dar continuidad a las terapias de rehabilitación que allí desarrollan.

El secretario de Gobierno del Municipio manifestó que “en virtud de las inquietudes que hemos recibido por parte de varias familias, el intendente Martín Perez nos instruyó a comenzar a trabajar junto a los referentes de esta Institución para que puedan retomar su actividad de manera gradual y segura, considerando el contexto sanitario que atraviesa la ciudad y a fin de resguardar la salud integral de los pacientes”.

En este sentido, señaló que dicho Centro atiende a más de 22 pacientes de diferentes edades y diversas patologías y que, producto del contexto de cuarentena, han sufrido la interrupción de sus rehabilitaciones.

El funcionario indicó que si bien el establecimiento ya elaboró un protocolo sanitario de intervención, el mismo aún no ha sido aprobado por el Comité Operativo de Emergencia del Gobierno Provincial. A raíz de ello, “desde el Municipio daremos intervención para que reciba su correspondiente tratamiento, considerando que a nivel nacional la actividad ya se encuentra habilitada”, explicó.

Cabe destacar que ‘El Rejunte’ es el único Centro de Equinoterapia de referencia a nivel local, funciona en el predio de la Oveja Negra y utiliza parámetros de neurofisiología, biomecánica y psicoevolutivo en los pacientes a fin de obtener una mejor respuesta terapéutica.

Díaz remarcó que “es de suma importancia habilitar la terapia asistida con caballos ya que atiende la necesidad físico-psíquica de muchas personas, entre ellos niños y niñas de nuestra ciudad con TGD y TEA, que lamentablemente han tenido que interrumpir sus tratamientos y, por tanto, ver afectados su evolución y desarrollo cotidiano”.

También te podría gustar...