Tierras de la Comunidad Aborigen: polémica por la baja de un convenio

Rubén Maldonado, integrante de la comunidad aborigen Selk’nam, dialogó con AIRE LIBRE FM sobre los motivos por los cuales el Gobierno provincial dio de baja al convenio que se había confeccionado en la gestión anterior. En ese convenio se mencionaba la forma de utilizar los terrenos ubicados en la zona de Tolhuin.

«Se dio de baja un convenio que era de la gestión anterior de Gobierno que fue hecho con Medioambiente, a través de Mauro Toscani, ex secretario de Medioambiente y la ex secretaria de Pueblos Originarios, Verónica Peralta. Nosotros descubrimos que en ese convenio se encontraban muchas cuestiones viciosas e hicimos una revisación y nos dimos cuenta que hay mucha gente en un listado que hicieron, que no es de la comunidad», manifestó Maldonado.

En otro párrafo, Maldonado sostuvo que «nosotros pedimos a la nueva gestión de Gobierno que ese convenio quedé sin efecto y que se haga uno nuevo, porque la Ley 26.331 de protección del bosque nativo, si no se hace un plan de manejo, adjudica 10 hectáreas por familia para poder trabajar; dentro de esas familias que habían en el listado, hay gente que no es de la comunidad y eso lamentablemente nos perjudica porque la Ley 23.302 de protección y apoyo a las comunidades aborígenes, dice que realmente tiene que ser integrante de la comunidad y para poder explotar los recursos naturales que son de la misma, tienen que vivir en el territorio».

Mientras tanto Maldonado, uno de los referentes de la Comunidad Aborigen, mencionó que «sste nuevo convenio apunta a que se va a hacer una atención a todos los integrantes de la comunidad para darle los permisos para que puedan trabajar, pero cuando encontremos una persona que nosotros dudemos que es de la comunidad se les va a solicitar la documentación fehacientemente certificada por la autoridad competente, de que familia desciende y porque dice que es de la comunidad» informó Maldonado y agregó: «Cuando la comunidad se organizó, empezó a trabajar, recibió el título de propiedad, hizo su mensura y logró el relevamiento territorial a través del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas; aparecieron muchos integrantes de la comunidad que no viven en el territorio ni viven en Tierra del Fuego, incluso gente que no es familia de ningún integrante de la comunidad y no son descendientes de sangre. Por lo tanto nosotros tenemos que hacer un relevamiento total y tenemos que tener mucho cuidado de aquí en adelante, porque lamentablemente estás cosas siempre ocurren y nosotros tenemos que prevenir para estar resguardado y que la comunidad está protegida», expresó.

Por último, detalló: «La recuperación de las tierras fue con un fin específico, trabajarlas. La tierra es para el que la trabaja, no para el que está viviendo en Río Grande o Ushuaia y que no viene nunca a la reserva. El aprovechamiento de los recursos naturales que son de propiedad de la comunidad, son justamente para darle un apoyo con los recursos a través de una financiación que se pueda hacer con un trabajo, invertir en el territorio para hacer su casa, una granja, tener animales, realizar actividades de turismo o hacer cabañas de alquiler. No se le niega absolutamente nada a nadie, pero tiene que ser una cosa ordenada», finalizó.

(🎙) Aire Libre FM 96.3:

También te podría gustar...