Un resolución del Banco Central causa preocupación entre las electrónicas fueguinas

Se trata de una normativa del Banco Central publicada en el boletín oficial de la Nación, que establece una serie de restricciones para las importaciones. «Faltarán kits en las fábricas y esto derivará en nuevos problemas de desabastecimiento», advirtió el CEO del Grupo Newsan Luis Galli.

Empresas del sector electrónico de Tierra del Fuego plantearon su preocupación ante la reglamentación A7030 dispuesta por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), luego complementada por la reglamentación B12020, en la que se establece que los importadores no deben tener reservas de pesos en el extranjero; no deben tener operaciones de dólar de con contado con liquidación (CCL); y para acceder al dólar MULC, los pagos deben ser iguales a las operaciones realizadas.

“Para la industria electrónica, esa resolución tiene un problema ya que hay un retraso de entre 150 a 240 días de pago al proveedor. Así, en los primeros cincomeses de 2020, pagamos deuda contraída en 2019. A esto se sumó que dejamos de embarcar durante tres meses porque el virus arrancó en China y eso generó que tuviéramos desabastecimiento en febrero”, detalló al portal infotechnology el CEO del Grupo Newsan, Luis Galli.

Según detalla el artículo, la preocupación es general a todas las firmas radicadas en Tierra del Fuego porque a medida que vencen los pagos, los proveedores dejan de embarcar nuevos insumos.

Si este problema no se resuelve estaremos complicados. Faltarán kits en las fábricas y esto derivará en nuevos problemas de desabastecimiento. Además, hay un tercer efecto. Con el tema de la renegociación de deuda, la Argentina está muy complicada para conseguir crédito internacional. A nivel Gobierno, y también para las empresas”, añade Galli.

No obstante, los fabricantes remarcaron que desde el BCRA les prometieron que se privilegiará “por la importación de insumos críticos para fabricación”.

En la Secretaria de Industria hay un compromiso de que a nadie se le va a complicar la programación de producción por estas restricciones”, informaron desde AFARTE.

Los empresarios estimaron en que el Gobierno debería priorizar la asignación de dólares para insumos los industriales. Así, garantizaría el empleo, y toda la cadena productiva.

Flexibilizar sería otra de las medidas que se podrían adoptar. En la industria de la electrónica tenemos ciclos largos de oficialización de productos. Si vienen en barco, de mínimo, tres meses. En el cómputo del pago y la importación, en lugar de tomarse desde la oficialización, sería bueno que se tome desde la fecha de embarque”, remarcó Galli.

También te podría gustar...