Joven denunció acoso sexual al presentarse a trabajar en una rotisería de Margen Sur

La chica se presentó a una primera entrevista laboral, con un sujeto de apellido Guerrero que tiene una rotisería en Margen Sur. En ese momento, la joven fue con su novio. La joven de 18 años fue seleccionada y allí se inició el acoso hacia su persona. “Me comenzó a contar historias sexuales sobre él y que muchas chicas accedían por la necesidad que tenían”, relató en AIRE LIBRE FM.

La entrevistada agregó que “Aguanté hasta lo último, porque él se acercaba a mi, me tocaba el hombro, la rodilla, y él me decía podes trabajar acá, y me hacía sentir más incómoda cada vez más”.

No es nuevo que la cuestión económica aflige sobre todo, a los más jóvenes, de entre 18 y 25 años de edad. La pandemia profundizó esta problemática y así es que una joven de 18 años de Río Grande, padeció por varias horas, el acoso constante por parte de quien en ese momento era su empleador. Se trata de un sujeto de apellido Guerrero que posee una rotisería en la margen sur.

Angustiada pero con una valentía admirable, la joven víctima accedió a brindar su testimonio y dijo: “Cuando fue a charlar con él, fui con mi novio que me acompaña, que a él lo cita también para que no haya controversia y cuando fui a trabajar, él me sienta para hablar y charlar, y me empieza a contar cómo eran las relaciones con sus empleadas anteriores, que tenía relaciones sexuales y que les pagaba horas extra para que tengan relaciones sexuales con él, porque parece que las chicas tenían necesidad de plata”, dijo en Aire Libre FM.

“Me empieza a contar sus historias sexuales cuando yo no quise saber en ningún momento, ni nada por el estilo. Contó detalles de esas relaciones, no le di indicio para que me hablara de esas cosas”, expresó conmocionada la joven.

“El insinuaba todo el tiempo de las empleadas anteriores que si trabajaban horas extras y que eran relaciones sexuales con él, no paraba de hablarme de lo mismo. Estuve sentada y me decía cada cosas que hacía con ellas y yo no hacía nada porque no quería que me pasara nada y aguante hasta lo último para salir de ahí. Tuve miedo todo el tiempo, porque me tocaba los hombros, me tocaba la pierna, la rodilla, dándome a entender lo que quería”, aseguró.
“Me decía vas a poder trabajar acá, no te sientas incómoda, cuando él hacía que me sintiera más incómoda cada vez más”, dijo para concluir.
Asimismo, se debe aclarar que tras esta situación, la chica puso al tanto a su familia y así, radicaron la denuncia en sede policial, mientras se espera que su testimonio, sirva para que otras jóvenes o personas que hayan sido víctimas de este sujeto, tomen la iniciativa de denunciar estos graves episodios.

 

———————————————–

¿Qué es el acoso sexual en el ámbito del trabajo?

El acoso sexual puede ocurrir en cualquier lugar de trabajo, de una fábrica a una oficina a una tienda a una escuela. Si el delito lo hace un director, compañero de trabajo, o incluso alguien que no es empleado como un cliente, contratista o proveedor, si la conducta crea un ambiente de trabajo hostil o interrumpe el éxito de un empleado, se considera acoso sexual ilegal.
El acoso sexual en el lugar de trabajo es diferente de acoso sexual en general, que está directamente relacionad con la forma en que cada uno hace su vida. A menudo se utiliza como una forma de juego de poder, y puede ocurrir en muchas etapas del ciclo de trabajo, desde la contratación hasta la promoción.
Puede incluir insinuaciones o proposiciones sexuales directas, incluidos los empleados de más alto rango que piden favores sexuales de los jóvenes. También puede incluir la intimidación o exclusión de las empleadas para poner en peligro su situación laboral. Y puede significar la creación de un lugar de trabajo hostil para las mujeres mediante el uso de chistes sexistas, observaciones, o publicando fotos sexualmente explícitas o pornográficas.

¿Es el acoso sexual un problema de Derechos Humanos?

Sí. La violencia en el mundo del trabajo, como la violencia de género, es una cuestión de derechos humanos. Cuando se produce el acoso sexual, que es visto como una violación de los derechos humanos de las mujeres (y hombres). Hacer frente a esto significa explorar las causas fundamentales de las prácticas discriminatorias y la comprensión de sus diversos contextos regionales, culturales y sociales.

¿Quién puede ser víctima de acoso sexual en el puesto de trabajo?

Todos los empleados y los empleadores, sin importar el género y la clasificación profesional. Sin embargo, las mujeres tienden a ser más vulnerables al acoso sexual, ya que a menudo tienen baja remuneración, y puestos de trabajo de menor autoridad y con menor estatus en comparación con los hombres. Al mismo tiempo, incluso las mujeres en posiciones de autoridad pueden experimentar acoso sexual.
También puede ocurrir si alguien es autónomo y lo recibe por parte de un cliente o proveedor, por ejemplo.

¿Quién puede ser autor del acoso sexual en el lugar de trabajo?

Todos los empleados y los empleadores, sin importar el género y la clasificación profesional. Esto incluye jefes, compañeros de trabajo, colegas, clientes, proveedores, contratistas, personal de recursos humanos y más.
Mientras que el acoso sexual puede ocurrir en cualquier lugar de trabajo, puede ser más común en ciertos espacios de trabajo, tales como:
Entornos de trabajo predominantemente masculinos (por ejemplo, el ejército, la policía, la construcción)
Trabajos que se cree que son «»subordinados»» (por ejemplo, enfermería, terapia de masaje, camarera)
Trabajo realizado en forma aislada (por ejemplo, cuidadores a domicilio).

(🎙) Aire Libre FM 96.3:

También te podría gustar...