En una estafa telefónica, un remisero fue damnificado en $500 mil

Un remisero de Río Grande llamado Angel Miranda relató en AIRE LIBRE FM la estafa telefónica de la que fue víctima. Le dijeron que lo llamaban de ANSES para depositarle los 10 mil pesos de ayuda, y en realidad hicieron una maniobra delictiva en su homebanking del banco Francés, obteniendo en segundos un préstamo de 500 mil pesos. Ese dinero fue transferido a otra cuenta y el banco le niega información.

El hecho se registró el 30 de abril y recordó que “me había anotado para recibir el dinero porque lo necesitaba. Tipo 13:30 me llaman, cuando atiendo me habla un hombre muy amable haciéndose pasar como Enrique Vidal, el operador general de ANSES. Me dice que salí beneficiado de los 10 mil pesos, que no había salido en la primera tanda de beneficiarios, pero en la segunda tanda sí”. Dijo que este delincuente “me trasmitió mucha confianza el señor, yo me la creí y caí como los mejores” enfatizó Ángel. “Me dijo que me tenía que acercar a un cajero y seguir todos los pasos que me iba diciendo. Yo estaba a unas cuadras del Banco Francés; siempre trabajé con ese banco y nunca tuve problemas”.

Luego quien hablaba por teléfono le pasó con un segundo estafador, quien se hizo pasar por el encargado de gestionar los depósitos de la entidad. “Ellos hacían como que estaban en la oficina de ANSES porque se escuchaba que hablaban de fondo. El hombre me empezó a dictar números que probé como tres veces en el cajero, a todo esto, nunca pensé que eran claves porque transferencias en Home Banking nunca hice, es más no tengo mucha experiencia con entrar a internet y las tecnologías. Tengo 54 años y mi sobrina siempre me ayuda con esos temas”, manifestó.

Aprovechándose del desconocimiento en este tipo de gestiones, añadió “Cuando pasó todo ese procedimiento me dijeron que en minutos se me acreditaría la plata, que no haga nada, entonces me fui al auto. Pasaron diez minutos y me sonó raro entonces decidí volver; a todo esto, anteriormente había hecho una consulta de saldo y tenía 3.700 pesos. Cuando vuelvo hacer la consulta de saldo me figuraban unas cifras exageradas, en ese momento el banco ya había cerrado hace minutos y empiezo a golpear para que me atiendan”.

Miranda informó que hace 22 años se desempeña como remisero en la ciudad.
Y volviendo al tema de la entrevista, agregó que al delincuente “le expliqué mi situación al policía que estaba ahí, le dije que estaba con una terrible preocupación porque me depositaron plata que yo no pedí, que era una estafa y que llame por favor a alguien que me ayude” ante el pedido desesperante de ayuda, un móvil de la policía se presentó en el lugar.
En ese lapso, Ángel logró ser atendido por un empleado del banco, “le mostré los dos tickets de las consultas de saldo, me los recibió y se fue para adentro. Cuando vuelve me dice que vamos a bloquear la cuenta, que me quede tranquilo que al dinero no lo tocaron”.

En otro párrafo recordó que el lunes regresó al banco con la denuncia que había hecho en sede policial: “Me atiende el gerente bastante molesto y de entrada me dice que yo brindé mis datos y que me tenía que hacer cargo de la deuda. Me comentó que habían hecho tres transferencias, pero no me dio mucha más información cuando le pregunte adonde se había ido esa transferencia”.

“Me dijo que eso iba al área de fraude, ahí ellos iban a ver cuáles eran los movimientos que se hicieron. El monto solicitado fue de 500 mil pesos que es la deuda que ahora yo tengo con el banco aparentemente, porque tampoco me dan respuestas hasta hoy” denunció. “El gerente me dice que ellos pudieron retener una transferencia de 200 mil pesos en el momento que yo fui hacer el reclamo, entonces habían alcanzado a transferir solamente 300 mil”.
Ahora, la situación está siendo manejada por la abogada del hombre, “hicimos todos los pedidos por cartas documentos, pero no tenemos respuestas todavía. Ahora estoy en eso, viendo como hago para enfrentar esa tremenda cantidad de dinero que nunca pedí”.

“Esto me cambio la vida, no puedo dormir nada. El tema es que el banco no te da apoyo en nada, no te da ningún tipo de seguridad ni nada. Ese dinero que supuestamente pedí no lo puedo devolver, las cuotas son de 28 mil pesos, es más de lo que yo gano, es imposible de pagarlo”, se lamentó transmitiendo mucha amargura.

También te podría gustar...