La importancia de la actividad física en las personas con sobrepeso

En el marco de esta pandemia, uno de los temas que se han expuesto en el debate público es la importancia del ejercicio físico. En este caso, abordaremos la temática de “sobrepeso u obesidad” en nuestro país, que arroja índices cada vez más preocupantes y no existen buenas expectativas de cara al futuro.

Antes de iniciar este escrito, debemos definir: ¿Qué es obesidad/sobrepeso? La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al sobrepeso y la obesidad como ‘’una acumulación anormal o excesiva de grasa en el organismo que supone un riesgo para la salud’’. Para el diagnóstico de estas patologías los profesionales de la salud utilizan la medición del Índice de Masa Corporal (IMC) como metodología principal. El IMC se define como el peso en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros (kg/m2).

Se define a una persona con sobrepeso a quienes poseen un valor de resultado entre 25 y 29.9 de IMC, y si este se encuentra entre 30 y 34.9, ya se considera una persona obesa tipo I. La categorización continua con Obesidad tipo II, cuando la persona tiene un IMC de entre 35 y 39.9; y luego encontramos la Obesidad tipo III o mórbida, cuando la persona obtiene un resultado de IMC igual o superior a 40, siendo este grado de obesidad el que conlleva un mayor riesgo para la salud.

Cabe recalcar, que este cálculo es una herramienta sencilla y rápida para establecer parámetros de salud en cuanto a acumulación de grasa en el cuerpo humano, pero este valor se ve alterado en deportistas de élite, amateurs o aficionados del ejercicio físico regular, ya que el aumento de la masa muscular conlleva también a un aumento del peso corporal total, arrojando resultados altos del IMC. Es por ello, que hay que tener en cuenta con que población aplicamos esta herramienta. Por otro lado, es importante mencionar que existe una tabla única para niños.

En nuestro país, los datos son poco alentadores. El 61,6% de la población tiene exceso de peso. El 36,2 por ciento tiene sobrepeso mientras que el 25,4% es obeso. Es decir, 6 de cada 10 argentinos está excedido de peso. Según estos datos de la Organización Mundial de la Salud, Argentina posee la tasa de obesidad más alta de Latinoamérica.

La estadística en los niños nos indican que el 30 por ciento de la población infantil tiene sobrepeso, mientras que el 6% tiene obesidad.

La tasa de obesidad en Argentina, la más alta de América Latina

¿Cómo podemos resolver este problema?

Creemos que el trabajo interdisciplinario debe existir y, por ende, muchos profesionales deberán estar implicados en el proceso que inicia un individuo con sobrepeso u obesidad para mejorar su calidad de vida: Médicos especialistas, Kinesiólogos, Nutricionistas, Psicólogos, y por supuesto, Profesionales del ejercicio físico para la salud (Licenciados, Profesores, Técnicos Superiores).

La comunicación constante entre todos los agentes de salud antes mencionados, resulta primordial y debe ser la virtud de un equipo que se aboca a la tarea de generar en una persona los cambios necesarios hacia una vida saludable en todo sentido.

Indudablemente, los datos nos enmarcan en un contexto de extrema preocupación, principalmente, porque las próximas generaciones se encaminan hacia un horizonte poco alentador.

Contamos con herramientas de prevención sumamente importantes, como lo son la educación física y alimenticia. Es aquí, donde la actividad y el ejercicio físico cumple un rol sumamente importante. En los próximos escritos iremos detallando sus múltiples efectos y beneficios para la salud.

Debemos generar hábitos saludables desde las áreas antes mencionadas, comenzado desde el hogar. Nuestro país cuenta con grandes centros de salud y actividad física públicos y privados, las propuestas son muchas. Dependerá principalmente de cada familia, el garantizar en su hogar una mejor calidad de vida.

PROF. FERNAN NAVARRO
TEC. SUPERIOR PABLO A. PEREIRA FRESONE

También te podría gustar...