Río Grande: perros sueltos, un problema de larga data y sin solución

Perros sueltos en Ushuaia.

Este martes comenzó a circular un vídeo de un perro, aparentemente un dogo, que atacó a otro dejándolo muy mal herido. El hecho sucedió en la calle Jainen al 400 del barrio Esperanza, y generó indignación en las redes sociales. Personal de zoonosis logró capturar al perro agresor, mientras que el perro agredido habría muerto en el ataque. AIRE LIBRE FM dialogó con el coordinador de servicios veterinarios de Zoonosis, Leandro García, quien habló sobre la dramática situación que se vive en las calles por los perros sueltos.

Desde el área de zoonosis volvieron a pedirles a los vecinos que no dejen a los perros sueltos, debido al aumento de la cantidad de ataques, que ya se cuentan en dos mordeduras por día.

“Todo animal tiene boca y muerde, luego están las características físicas de las distintas razas. Si un perro mayor de 20 kilos agarra a un perro mediano, puede ponerse en una situación muy peligrosa”, dijo García.

Según el especialista, existen distintos caracteres de comportamiento de las mascotas, “heredables y otras de aprendizaje, pero el gran error humano es cuando se humaniza al perro, no hay que dejar que el perro haga lo que quiere, porque ahí es cuando vienen los problemas con las mordeduras”.

Y explicó que “una cosa es una mordedura por accidente, cuando uno lo pisa y el animal responde. Pero después tenemos mordeduras por ataque, típico en las razas pitbull adultas, que pueden ser por territorialidad o sobreprotección al dueño. Uno puede criarlo de la mejor forma, pero terminamos en esta situación”.

A pesar de las ordenanzas municipales que regulan la tenencia de mascotas, los perros siguen sueltos en la vía pública, y se estima que en la ciudad hay alrededor de 3 o 4 mascotas por vivienda, lo que significa que hay más de 40.000 perros.

Si bien en algunos sectores, y debido a la situación demográfica de la ciudad, se ha regulado bastante la tenencia de mascotas, sobre todo en las zonas céntricas. Pero no sucede los mismo en sectores como la margen sur, o los barrios nuevos, donde en algunos casos hay hasta 6 perros por vivienda. Estos últimos generalmente duermen en la casa de algún vecino, o permanecen vagando por la cuadra, lo que dificulta contabilizarlos.

“El cerco y las instalaciones no son las mismas para un caniche que para un dogo. Siempre que tenemos una raza así, por más manso que sea, tiene que transitar con correa”, dijo García. E hizo referencia a la cantidad de perros sin correa que se vieron en las calles, especialmente durante los últimos días soleados, con los perros caminando al lado del dueño.

“Lo que no quiere decir que ante un susto podamos tener una reacción similar a la de ayer, o que salga corriendo y sea atropellado. Tenemos que velar por la seguridad de las mascotas y de terceros. Hay que identificar la vivienda si hay un perro peligroso. Mucha gente toma como un chiste, pero tengamos en cuenta que son perros que cuando muerden lesionan”, agregó el veterinario.

Fuente: Tiempo Fueguino

 


(🎙) Aire Libre FM 96.3:

También te podría gustar...