Melisa es ciega, pero su fuerza de voluntad derribó todas las barreras

Una verdadera historia de vida, de superación constante, de empeño por salir adelante y pelearle a la vida que se empeñó en colocarle una y otra barrera en su camino. Melisa Ramírez tiene 35 años, dos hijos y sigue estudiando para terminar el secundario. Pero además es costurera y practica boxeo recreativo. Habló con AIRE LIBRE FM y transmitió su enorme fuerza de voluntad.

La entrevista se llevó a cabo en el gimnasio «Campeones», lugar al que asiste Melisa para practicar boxeo recreativo. Allí está bajo las órdenes de su entrenadora Carina Sespere, quien también participó en la entrevista, relatando como se adaptaron ambas a un entrenamiento muy especial, porque Melisa es ciega.
Lamentablemente perdió la visión a los 19 años, por una meningitis.

Melisa nació en la capital de Salta y hace mas de tres años que reside en Río Grande, ciudad que la recibió junto a su pareja José Rosés y sus hijos Elías (20), y Belén (13), quien la acompaña al gimnasio.

Pero la increíble historia de vida de Melisa no acaba solo en la práctica de esta actividad deportiva, porque además comenzó a estudiar en la Escuela Especial n° 3 y ahora iniciará el segundo año de sus estudios secundarios, por la noche. Hace unas semanas atrás consiguió que un matrimonio de profesores le donara una computadora para que pudiera estudiar: «No me quiso decir su nombre, solo me pidió que no bajara los brazos y no parara hasta llegar a la Universidad», recordó al hablar de la persona de buen corazón que hizo esa donación.

No todo culmina en el boxeo y los estudios secundarios. Porque Melisa trabaja en su casa, como costurera.

«Puedo trabajar perfectamente, pese a no poder ver. Y le aclaro que nunca tuve quejas de mis clientas», dice con una sonrisa. Comentó que en su celular tiene una aplicación con la cual puede saber de que color es la tela con la que hará un trabajo, y a partir de ahí puede comenzar a hacer los diferentes diseños.
«Además, me fabriqué un centímetro, que es especial y se adapta para las labores de costurera», apuntó.

La entrevistada demostró que todo se puede hacer, con ganas, empeño, dedicación y trabajo, la persona puede salir adelante, pese a las complejas situaciones que se nos presentan en la vida.

(🎙) Aire Libre FM 96.3:

También te podría gustar...