Aumentan las sospechas por la compra del Casino, a 9 millones de dólares

A medida que se van conociendo detalles de la compra y algunos testimonios, crecen las sospechas sobre las motivaciones que tuvo la ex gobernadora Rosana Bertone para adquirir el edificio donde funcionó el Casino Club en Ushuaia, por 9,1 millones de dólares. Ahora, un legislador se manifestó arrepentido de haber votado esa autorización.

Ese edificio se encuentra en la avenida Maipú, en la zona céntrica de Ushuaia, y horas antes de dejar la Casa de Gobierno, Bertone firmó el primer pago de 2 millones de dólares (569 millones de pesos).
Una verdadera locura e irresponsabilidad, en una Provincia con graves problemas habitaciones para sus habitantes, barrios enteros sin servicios, edificios escolares y hospitales con una importante cantidad de falencias, con mas de la mitad de las obras públicas sin terminar, y cientos de personas que solicitaron cobrar una pensión por Discapacidad, sin respuestas.

Los fundamentos irracionales de los anteriores funcionarios sostienen que «dos jóvenes pidieron que allí se hiciera un Centro Cultural», y esa fue la gran planificación que hizo la gestión Bertone para pagar tantos millones de pesos.
Una transacción inmobiliaria demasiado sospechosa.

Por ejemplo, el ex secretario de Cultura de la provincia, Gonzalo Zamora, le dijo a El Diario del Fin del Mundo que «el Estado se interesó en el edificio porque luego del cierre del casino en 2018 (cuando López estaba detenido) dos jóvenes de la ciudad juntaron más de 3500 firmas a través de la plataforma Change.org pidiendo que el sitio fuera transformado en un centro cultural».
También explicó que la Legislatura provincial autorizó por ley a la gestión, para endeudarse hasta 10 millones de dólares con el objeto de realizar la operación.
“Después de eso comenzó una negociación con los representantes de Casino Club que incluyó dos valuaciones del Tribunal de Tasaciones de la Nación, la intervención del Tribunal de Cuentas de la provincia y de la Auditoría Interna del gobierno”, detalló Zamora.

Las autoridades que asumieron esta semana se comprometieron públicamente en revisar este irresponsable acto de Bertone, teniendo en cuenta que todavía faltan pagar 7.100.000 dólares, para saldar esa adquisición. Y no se puede pasar de alto las declaraciones del legislador justicialista Ricardo Furlan, quien se manifestó arrepentido de haber votado esa autorización de compra «en esos términos», y que el caso debería haberlo resuelto la gestión de Gustavo Melella.

También te podría gustar...