Arcando aseguró que nombrará un gabinete de transición

El lunes 9 será clave para los fueguinos, porque desde las 00 horas de ese día Rosana Bertone ya no será más la gobernadora de la provincia. El cargo quedará transitoriamente a cargo de Juan Carlos Arcando, quien jurará formalmente como Gobernador en el transcurso de la misma jornada.

En ese lapso, aceptará la renuncia de casi todos los ministros de Bertone -en primer lugar la del jefe de Gabinete, Leonardo Gorbacz- y nombrará a un equipo de funcionarios de emergencia que lo acompañarán en los pocos días que durará su mandato. Ese gabinete de transición estaría conformado por un Jefe de Gabinete y no más de 4 o 5 ministros y un reducido grupo de secretarios y subsecretarios. Se contarán entre ellos con 1 o 2 de los actuales ministros de Bertone, los que estén dispuestos a respetar las órdenes dictadas por el nuevo mandatario.

Tal requisito no parece ajustar en el talle de todos los actuales funcionarios, en virtud de que Arcando ha prometido que, durante la semana de su gestión, se asegurará de que toda la información sobre la situación del Estado Provincial se ponga a disposición del gobernador electo, y daría un vuelco rotundo a la estrategia ensayada durante toda la transición por Bertone y sus ministros.

El punto más delicado reside en lo que sería una decisión ya tomada por el “gobernador de transición”. Apenas después de prestar juramento, Arcando daría a conocer el nombre del nuevo Jefe de Policía, cargo que podría recaer en una mujer y que significaría el pase inmediato a retiro del actual Jefe, el comisario Nelson Moreira y algunos otros altos oficiales de la Fuerza.

Tal desplazamiento adelantado de jefes policiales allanaría el camino a Melella en un asunto que suele ser motivo de conflicto para todos los nuevos mandatarios. La inquietud, al enterarse de esta novedad, será inevitable entre el cuerpo de oficiales de la Policía que, en su casi totalidad, participaron de un acto oficial en Río Grande durante la mañana.

También te podría gustar...