Indagatorias a acusados de torturar en Malvinas: Se negaron a declarar

Torturas en Malvinas.

Este jueves -mediante videoconferencia- desde el Juzgado Federal RG comenzaron las primeras indagatorias a los militares acusados de cometer graves violaciones a los derechos humanos durante la guerra de Malvinas en 1982. La megacausa iniciada en 2007 tiene a 95 ex militares imputados y un cúmulo procesal inmenso. Este jueves se negaron a declarar Miguel Garde y Eduardo Gassino.

En esta primera tanda de indagatorias son cuatro los imputados llamados; Miguel Ángel Garde y Eduardo Luis Gassino, quienes este jueves se negaron a declarar; mientras que el viernes deberán ser indagados Belisario Gustavo Affranchino Rumi y Gustavo Adolfo Calderini, desde las 8:30.

El fiscal Marcelo Rappaport confirmó en AIRE LIBRE FM que por videoconferencia, ambos acusados que declaraban este jueves, se negaron a declarar y a que les hagan preguntas. Si bien hicieron consideraciones generales, anunciaron que presentarán un escrito de la mano de su abogado defensor que los asiste en Buenos Aires.

Están imputados de delitos de lesa humanidad como torturas y estaqueamientos a sus propios soldados subordinados en Malvinas, durante el conflicto, aunque no estarán presentes físicamente en Río Grande, sino que las audiencias se llevarán a cabo por videoconferencia con los juzgados federales de sus respectivas ciudades de residencia.

La audiencia fue conducida desde Río Grande por la jueza Mariel Borruto, acompañada del fiscal Marcelo Rappoport quien acusó formalmente.

La videoconferencia se llevó a cabo en el nuevo edificio de la Justicia Federal sobre avenida San Martín 69, donde funciona el área Penal, a la vuelta de su tradicional ubicación de calle Libertad donde permanecerán funcionando los casos civiles.

Son más de 120 hechos denunciados hasta el momento donde aparecen como responsables este casi centenar de militares de distintos rangos y escalafones pertenecientes a las tres fuerzas, Ejército, Armada y la Fuerza Aérea.

“Mas de 37 años han trascurrido de aquellos hechos por los cuales todavía nos preguntamos por qué ocurrieron. Si la guerra es la continuación de la política por otros medios, la de Malvinas fue la continuidad del terrorismo de Estado aplicado a los jóvenes soldados conscriptos, víctimas colectivas de una decisión tomada por la dictadura cívico militar que nos llevó a una aventura bélica”, le dijo a Télam, Ernesto Alonso, secretario de Derechos Humanos del Centro de Combatientes de Infantería de Marina (CECIM) de La Plata.

“Los ex soldados conscriptos fuimos víctimas y testigos de las aberraciones cometidas por oficiales y suboficiales de las Fuerzas Armadas que se constatan en los testimonios de los que sufrieron en carne propia, la tortura física, psicológica y los estaqueamientos”, agregó.

“Las torturas existieron y existen, los torturados existieron y existen, los torturadores existieron y existen, está en manos del Poder Judicial de La Nación, en cabeza de la Dra. Mariel Borruto a cargo del Juzgado Federal de Río Grande en terminar con la impunidad”, remarcó Alonso.


(🎙) Aire Libre FM 96.3:

También te podría gustar...