Comenzó la construcción del puente frente a la UTN que llevará el nombre de Catalina Adriana Colom

Este fin de semana comenzaron los trabajos de montaje del nuevo puente peatonal elevado, el segundo de esta ciudad, en la intersección de Islas Malvinas y Almafuerte, cuya continuación es la calle Sabattini. “Estaba dentro de los planes de obra del Gobierno Nacional, que en su momento la iba a financiar, pero hubo que dar de baja”, explicó el intendente en AIRE LIBRE FM.

Las obras de montaje comenzaron este sábado a la tarde y el plazo de ejecución estimada es de unos cuatro días, para esta primera etapa. Durante ese lapso, la ruta 3 (Islas Malvinas), permanecerá cortado en ambos sentidos desde Almafuerte hasta Colón, utilizándose los derivadores.

Las empresas a cargo de las obras son ‘J.L.C. Constructora SA’ y ‘JP Serval SA’, en tanto la construcción de todas las piezas de la estructura estuvo a cargo de la firma cordobesa ‘Estructuras PRETENSA’, la misma que construyera el primer puente en la zona del CEMEP.

Se trata de una obra anhelada desde hace años por la comunidad educativa de la UTN, y que se reactivó en septiembre del año pasado, luego de un accidente vial que tuvo como protagonista a Gabriela Aguilar, una estudiante 19 años, atropellada por un auto cuando intentaba cruzar hacia la casa de estudios.

Aguilar sufrió heridas sobre una de sus piernas. Luego de ser trasladada a la guardia del Hospital Regional se pudo constatar que la herida no revestía gravedad, más allá de la situación de shock que debió superar la estudiante.

En aquel momento, la Policía provincial pudo advertir que el sector no contaba con buena iluminación y, además, se trataba de una zona de alto riesgo por el gran caudal de vehículos que circula a diario, por ser paso obligado para automovilistas que van del centro a sectores tales como Chacra XI, Chacra XIII y las nuevas urbanizaciones habilitadas cerca del aeropuerto de Río Grande.

En 2016 la Municipalidad de Río Grande comenzó con la construcción de las bases del puente peatonal que parecía que nunca iba a terminar de levantar. “Para la entrada del próximo invierno estaremos utilizando este puente tan necesario para la ciudad”, dijo en febrero de 2016 el intendente Gustavo Melella.

Gabriela Castillo, secretaria de Obras Públicas del municipio, había explicado que en su momento la obra se paralizó por “incumplimiento de la empresa, donde se le rescindió el contrato, se la sancionó, se le ejecutaron las garantías, con lo cual se realizaron todas las sanciones que correspondían con esta obra”.

“Es una obra que no la realizan muchas empresas, solo dos a nivel nacional, donde la empresa que hizo el puente frente al CEMEP nos dijo que no la pueden realizar por una cuestión de logística”, había expresado Castillo, sin dejar de señalar los vaivenes económicos del país: “No nos cotizan la obra, por lo cual no podemos lanzar la licitación, siendo que el objetivo del Municipio es poder llevarla adelante”.

Pero se pudo llamar a licitación, y este fin de semana, el viejo anhelo de los vecinos y estudiantes de la UTN se concretaba. Esta mañana, el intendente se presentó sorpresivamente para verificar los avances de la obra, que según el mismo Melella, se está ejecutando “íntegramente con fondos propios del municipio”.

Y dijo que, cuando empezó la obra, “hubo este desbarajuste económico que ha hecho que se demore”.

“Se espera que entre hoy y mañana esté la estructura montada, en diez días tiene que estar terminada”, aseguró Melella, y descartó que se lleve a cabo la inauguración formal, ya que se aproxima el traspaso de mando también en el municipio, por lo que la obra quedaría finalizada durante el mandato del próximo intendente municipal, Martín Pérez.

“Hubo que hacer muchos ajustes de precios”, reiteró Melella. Y se refirió a la obra del natatorio, que tampoco será finalizada durante su actual gestión: “Nos tuvimos que hacer cargo nosotros, porque el gobierno nacional sigue dando vueltas con el financiamiento que Martín podrá continuar”.

“Otras obras hemos decidido no continuar porque no tenés precios. El hormigón vale una cosa hoy y mañana otra, y hay empresas que están complicadas para seguir las obras”, afirmó Melella.

Una vez finalizada, la obra llevará el nombre de Catalina Adriana Colom, niña que falleció en ese lugar hace 10 años víctima de un accidente.

También te podría gustar...

error: El contenido esta protegido Aire Libre 96.3 !!