Crimen de Lucena: a través de una carta abierta, familiares y amigos convocan a marchar por Justicia

Juan Carlos Lucena era un jubilado municipal de Río Grande, que el último domingo fue apuñalado en ocho oportunidades en el exterior de su vivienda del Barrio Textil. Hay seis detenidos que estarían “estrechamente” vinculados al hecho, y a través de las redes sociales los familiares y amigos convocaron a marchar el viernes a las 18 en la Plaza de las Américas.

Carta abierta:

El domingo 20 de enero nos cambió la vida para siempre.
El domingo 20 de enero una familia quedó destruida.
5 hijos y 6 nietos dejaste.
Ese domingo te levantaste como todos los días, y te fuiste a almorzar con uno de tus hijos. Volviste a casa, y a las 17 saliste a comprar al kiosco. Y no volviste más…
Unas «personas» decidieron sin preguntarle a nadie que no tenías que seguir viviendo. Te quitaron la vida de la forma más cruel: te asesinaron. Y te dejaron tirado sin importarles nada. No aguantaste, y una hora después de tanto sufrimiento, nos dejaste.
Ahora, después de 4 días de no tenerte, sigo preguntándome «¿POR QUÉ?»
¿Por qué tanta violencia?
¿Por qué a vos, que eras una persona que no molestaba a nadie?
¿Por qué si solo fuiste a comprar al kiosco?
¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ?
Pasaron cuatro días recién, y sigo preguntándome lo mismo.
He leído durante estos días comentarios pidiendo justicia y organizando una marcha, la cual agradezco. Como así también a toda la comunidad por el apoyo que nos están dando, y todas las palabras de aliento para nuestra familia.
En cuanto al pedido de justicia, por supuesto que es lo que queremos.
Pero sea como sea, si los encierran 10 años o 100 años, nada va a devolvernos a nuestro papá.
Lo único que espero es que por el resto de sus vidas, cada vez que cierren los ojos, recuerden la cara de mi papá. La cara de la persona a la cual ustedes decidieron quitarle la vida… No sé quiénes son ni me interesa saberlo. Solo quiero que sepan que le quitaron la vida a una persona inocente, y van a tener que vivir con eso por el resto de sus vidas.
Con respecto a la marcha organizada, estaremos ahí para pedir justicia por mi papá. Y para pedir más seguridad. No queremos que mi padre se convierta en un mártir ni mucho menos.
Esta marcha no es solo por mi papá. Es por todas las víctimas de la inseguridad. Esa inseguridad que hace que nuestro Río Grande ya no sea lo que era antes.
Queremos que nuestras familias puedan salir tranquilas, si miedo de que alguien les pueda hacer algo malo.
Queremos vivir en paz. Por eso, hoy decimos “¡basta, por favor!”
Hoy le tocó a mi papá. Pero pudo haber sido el papá de cualquiera, la mamá de cualquiera, el hijo de cualquiera…
Queremos agradecer a familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo y comunidad en general el apoyo y acompañamiento en este momento tan doloroso.
Y por respeto a nuestra familia y a toda la comunidad, no queremos banderas políticas de ningún tipo; esta no es una marcha para que algunos ganen votos. Si quieren votos… ¡¡¡trabajen!!!

También te podría gustar...

error: El contenido esta protegido Aire Libre 96.3 !!