Caso Sofía: tras un «megaoperativo» sin hallazgos, el juez brindó una conferencia de prensa

El juez Daniel Césari Hernández.

El juez de Instrucción N° 1, Daniel Césari Hernández dialogó con AIRE LIBRE FM luego de llevar a cabo una serie de diligenciamientos en diferentes puntos de la Provincia siguiendo las pistas de un nómade que podría tener información relevante para la causa. El magistrado explicó la razón de hacer un «megaoperativo» y las diferentes hipótesis que se plantean en un expediente que tiene 13 mil fojas, a diez años de la desaparición de la niña en el camping John Goodall.

«El motivo de la reunión es para ponerlos en conocimiento sobre lo que se trabajó en los últimos días. Todas tuvieron su germén en el producto de la evaluación que desarrollé en los últimos meses a partir de la lógica necesidad de conocer todo lo que se trabajó durante los 9 años previo a mi ingreso al Tribunal», expresó el juez en su contacto con los periodistas.

Césari Hernández comenzó la conferencia con una referencia al anterior juez la causa, Eduardo López. «Hubo una actuación excepcional del juez Eduardo López con un compromiso profesional y humano que siempre es necesario reconocer», dijo.

«En el último mes se habían dispuesto una serie de testimoniales, que iban a hacer cinco y terminaron siendo doce. ¿Cuál fue la razón de estas testimoniales? Una investigación tiene muchas veces un solo camino o varios. El norte que tenemos es fundamentalmente es hallar la verdad de qué fue lo que sucedió en ese camping. Una es que la menor se encuentre con vida y la otra la hipótesis contraria. No he podido descartar ninguna de las dos porque no hemos obtenido ningún indicio fehaciente que nos permita elegir una de las dos», indicó.

Y señaló: «La Policía de la Provincia tiene un grupo que permanentemente está al tanto del Caso Sofía, todos los avisos son investigados», además de destacar que por segundo año consecutivo la causa continuará en investigación durante la feria judicial.

«La primer respuesta al porque diez años después es porque nueve años antes yo no era juez. Yo podría preguntar: ¿Por qué no diez años después?», expresó el juez y dijo que «estamos haciendo todo lo posible para encontrar la verdad, tengo la obligación de darle a esos padres la mayor certeza de lo que ocurrió. El día martes hicimos un recorrido total de 250 kilómetros entre ida y vuelta por la zona sur oeste de la Provincia visitando dos lugares en donde supuestamente había residido una persona nómade, que fue señalada por un testigo como alguien que aportó un dato, que se lo consideró pero no como una hipótesis certera», aseveró.

Sobre el dato aportado por un testigo, Césari Hernández detalló: «Uno de los suboficiales que actuó en primera instancia cuando llegó al camping, que tuvo un contacto entre tres y cuatro años después del 2008. Fue un contacto aleatorio, ya que lo conocía por su actividad como policía de la división rural. Lo encuentra en su domicilio por un trabajo particular de alambrado que contrató y ahí fue cuando esta persona le comentó una cierta situación que este testigo registró en su teléfono celular».

«Esta situación no motivó su citación. Yo entendí que era importante porque necesitaba que me explique más y en su declaración dio muchos detalles sobre esta persona que podía llegar a saber que pasó con la menor. Puntualmente decía que había caído en una trampa de zorros y que una persona la había enterrado», explicó el juez.

«Si este señor a quien el testigo me refiere, decía que la niña podría haber estado en las peripecias del camping. Yo entendí que si bien, en el sector no se había encontrado nada, podía resultar de interés esos lugares donde se podía trasladar para encontrar algún rastro. Cuando existe una actividad delictiva, a veces los sujetos suelen conservar premios o souvenires de sus delitos. Queríamos revisar los sectores y fuimos con personal del CADIC», dijo.

«No tengo ninguna duda de que Sofía ingresó con sus padres al camping, de cómo estaba vestida la menor y quienes acompañaron a la familia. Los dos niños, que hoy son adolescentes de 14 y 16 años, fueron peritados en razón de que yo advertí que en el momento de su declaración podrían existir elementos que no podían exteriorizarse por estar frente a un juez. Había una serie de contradicciones que yo entendía producto de su afectividad», indicó el juez de Instrucción N° 1.

Además, el juez hizo referencia a las actuaciones por seguir en la causa, las hipótesis descartadas, la posibilidad de un secuestro y dijo que «prefiero hacer mas y equivocarme que hacer menos».


(🎙) Aire Libre FM 96.3:


Aire Libre FM 96.3 – www.airelibre.com.ar – (02964) 422673 y 420152.
Calle Antártida Argentina Nº 850 – 9420 Río Grande (Tierra del Fuego)

También te podría gustar...