Vecinos y víctimas de un conocido delincuente, indignados con el Juez por dictar un sobreseimiento

Una vecina que vive en inmediaciones de la intersección que une Pasaje Villegas y Mosconi, en Río Grande, dialogó con AIRE LIBRE FM tras una reunión que tuvieron los vecinos a raíz del sobreseimiento dictado por el juez de Instrucción N°1, Daniel Cesari Hernández al conocido delincuente Abdul Musaber (19), quien nuevamente fue detenido junto a Nahuel Ríos (20) y Claudio Alfaro (32), autores de varios delitos y amenazas contra los vecinos. Sinceramente no tenemos palabras para el juez. Lo invito con todo gusto a que venga vivir acá al barrio, o que lo tenga en la casa como souvenir porque acá no nos sirve”, expresó la vecina.

Abdul Musaber protagonizó diferentes hechos delictivos en la ciudad pero de manera sorprendente el juez Daniel Cesari Hernández dispuso el sobreseimiento, más allá de las pruebas que tenía en contra el joven.

“El sábado a la mañana hubo un desastre en el barrio. Cobraron nuestro autos y propiedades, porque ellos lo primero que dicen es que llamamos a la cana. Ellos tiran cascotes, rompieron colectivos, autos, a una vecina le rompieron el vidrio y le tiraron vino en la butaca de una bebé. Escupieron adentro.

La vecina criticó con dureza al juez de instrucción N° 1 Daniel Cesari Hernández: “Todos los vecinos declaramos en la Comisaría porque no podemos vivir más con este chico, estamos hartos. Sinceramente no tenemos palabras para el juez. Lo invito con todo gusto a que venga vivir acá al barrio, o que lo tenga en la casa como souvenir porque acá no nos sirve”.

La Policía nos ha dicho que si tenemos que hacer justicia por mano propia lo hagamos. Ellos ya no pueden hacer más nada, lo meten preso y lo largan. ¿Hasta cuándo? Hasta que mate a una abuela como intentó hacer el sábado”, señaló.

“El sábado a la mañana estaban los vecinos afuera porque rompieron un auto. Vieron a los vecinos que nos reunimos y empezaron a tirar piedras. Nos decían que eramos unos botones y que nos iban a matar”, indicó.

Y agregó: “La policía tardó entre media hora, cuarenta minutos en llegar. Si hacemos algo nosotros nos ensuciamos las manos y vamos presos. Quedamos con antecedentes por un lacra como este”.

“Escapando de la Policía ingresaron al domicilio de una abuela, empujando a una chica en el pecho. Se atrincheró con una pobre abuela que ahora está en cama. Los policías no podían ingresar porque no tenían orden de allanamiento. El nieto se enteró y entró a golpearlo”, lamentó. 

“Entró la Policía y no podía con el pendejo de mierda, nos pedían ayuda a los vecinos. ¿Hace falta que mate a alguien? Ayer a la noche largaron a dos, y quisieron venir a meterse a la casa. Los vecinos sacamos las cosas y prendimos fuego”, dijo y se preguntó: ¿Y la Justicia?

Escribir la nota

También te podría gustar...