Malestar en las filas policiales, por una resolución judicial a favor de la delincuencia

Un marcado malestar existe en las filas policiales con una resolución del juez Daniel Césari Hernández, que favoreció al peligroso delincuente Abdul Omar Musaber (19 años), quien tiene frondosos antecedentes. No solo lo sobreseyó de un hecho delictivo protagonizado por el joven, sino que ahora el funcionario judicial investigará a los policías que trabajaron en el caso. El mundo al revés.

El caso se remonta a setiembre pasado cuando Musaber robó mercadería en un comercio de Uani y Yaghan de la Margen Sur. Iba con su pareja de 15 años y otro sujeto identificado como Tomás Aparicio (19). Un vecino alertó a la policía del delito que se estaba cometiendo, muy cerca de la Comisaría 4ta. y en ese momento comienza la persecución de los delincuentes.

Lo cierto es que esa persecución siguió hasta un complejo de departamentos ubicados en Keninek 264 donde fueron detenidos. Los sujetos comenzaron a agredir al personal policial con patadas, escupitajos, golpes y además los quisieron morder, sabiendo la Policía que Musaber tiene una grave enfermedad muy contagiosa.
También, Musaber golpeó con su cabeza el rostro de uno de los uniformados.

A través de averiguaciones realizadas por AIRE LIBRE FM se pudo saber que el juez Césari Hernández resolvió -para sorpresa de todos- declarar «nulo» el procedimiento al considerar que Musaber «se defendió de la agresión policial».
Dictó el sobreseimiento del delincuente y al mismo tiempo decidió abrir una causa a los policías que trabajaron en este hecho.

Ese día se confirmó que habían robado mercadería por casi 2 mil pesos, pero al parecer el juez está mas preocupado por condenar a los policías y premiar la delincuencia.
Eso no fue todo, porque ese día Musaber estaba junto a su novia de 15 años, cuando pesaba sobre él una orden de prohibición de acercamiento.

Se recuerda que hace unos días, en otro caso, este mismo sujeto volvió a provocar daños en un patrullero policial y al mismo tiempo golpeó a un efectivo.
Pero allí no termina todo, porque el juez se encargó de aclarar en su resolución que todo lo actuado «no afecte el buen nombre y honor del Sr. Musaber»
Sin comentarios.

También te podría gustar...