ESMA III: ex militares que trabajaron en Río Grande fueron condenados

Juan Arturo Alomar.

Los genocidas son Juan Arturo Alomar, condenado a 13 años de prisión, que cumplió funciones en la Base Aeronaval de Río Grande y como empleado de la empresa Aeropuertos Argentina 2000. En tanto Julio César Binotti, veterano de Malvinas condecorado, estuvo al frente del Batallón de Infantería Nº 5 de esta ciudad a principios del año 2000.

El Tribunal Oral Federal 5 (TOF5) dictó penas de prisión perpetua para 29 represores por crímenes de lesa humanidad cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), entre ellos los exoficiales Jorge “El Tigre” Acosta y Alfredo Astiz, y dos de los pilotos de los llamados “vuelos de la muerte, en tanto que absolvió al exministro de Hacienda de la dictadura Juan Aleman, publicó el portal Crítica Sur.

El fallo ratificó las máximas responsabilidades que les cupo a los integrantes del Grupo de Tareas G.3.3.2 comandados por Acosta e impuso penas que van desde los 8 años 25 años de prisión a otros, acusados por la privación ilegitima de la libertad, torturas y tormentos, y homicidios agravados por la aplicación de tormentos de perseguidos políticos.

 

Condenados que cumplieron funciones en Tierra del Fuego

En el veredicto del tribunal recibieron condenas a prisión perpetua reconocidos represores como Alfredo Astriz, Juan Alemann o Jorge “El Tigre” Acosta, pero también dos ex militares que cumplieron funciones en Tierra del Fuego.

Se trata de Juan Arturo Alomar, condenado a 13 años de prisión, y que cumplió funciones en la Base Aeronaval de Río Grande y como empleado de la empresa Aeropuertos Argentina 2000. Su participación durante la represión quedó plasmada en el testimonio de Andrea Marcela Bello, sobreviviente de la ESMA, que recordó haberlo conocido en un playón de la ESMA: “Para mí era Ariel. Alomar se vestía con remera adentro del jean, con el pelo un poco largo”.

En tanto Julio César Binotti, veterano de Malvinas condecorado, estuvo al frente del Batallón de Infantería Nº 5 de esta ciudad a principios del año 2000.  Nacido el 19 de agosto de 1954 en Santiago del Estero. Llegó a la ESMA después de la guerra de Malvinas, donde participó del conflicto armado, fue apresado por Gran Bretaña y luego condecorado en Argentina “por su gran valor y serenidad al conducir a sus hombres”. Fue jefe de los sectores de operaciones y de logística del GOEA (Grupo de Operaciones Especiales de la Armada), nombre reciclado del grupo de tareas entre 1982 y 1983. Se sospecha que participó del operativo de secuestro de René Haidar, sobreviviente de la masacre de Trelew que permanece desaparecido. Víctor Basterra lo fotografió en 1982, vestido con uniforme de la Policía Federal. Actuó en tareas de logística y en secuestros. Fue beneficiado con la ley de punto final. Sus apodos fueron “Cascardo”, “Ciscardo” y “Fernando”.

Fuentes: Noticias Argentinas y Página/12

También te podría gustar...

error: El contenido esta protegido Aire Libre 96.3 !!