El presupuesto previsional de la Provincia tiene un déficit de $ 2.200 millones

El Presidente de la Caja de Previsión Social, Rubén Banjhe, se refirió al presupuesto 2018-2020 que se aprobó por unanimidad del directorio mediante la Resolución 45/17, y señaló que «el mismo es producto del trabajo de las áreas técnicas y quiero destacar que ha sido aprobado por los directores del Poder Ejecutivo en forma conjunta con los representantes de la Unión de Gremios». El documento está firmado por Banjhe junto a el vicepresidente Sergio Tagliapietra, y los directores por la Unión de Gremios Elisa Dietrich y Héctor López Ahuil.

El déficit presupuestado alcanza los 2 mil millones de pesos. Bahntje dijo que «la preocupación y ocupación de los Legisladores que luego de aprobar las leyes que sacaron a la caja de previsión de una crisis terminal, han solicitado en forma permanente información sobre la evolución del sistema. Creo que nunca hubo tanta información sobre el sistema. En estos casi 2 años se han sumado al sistema más de 600 nuevos jubilados y hemos garantizado el pago mes a mes sin inconvenientes».

El pago de jubilaciones y pensiones requerirá para el trienio un total de $14.736 millones, en tanto los recursos corrientes proyectados se estiman en $12.536 millones. De esta forma el sistema previsional requerirá financiamiento por $2.200.

El proyecto -según publicó «el diario del fin del mundo»- estima el ingreso de $463 millones a través del incremento de la alícuota a los Ingresos Brutos en las intermediaciones financieras que fuera establecida en la ley 1069/16, modificatoria de la ley 440/99. Teniendo en cuenta que el Gobierno nacional demanda a las Provincias la eliminación del impuesto a los Ingresos Brutos, la Caja de Previsión podría perder estos recursos, lo que agravaría aún más la necesidad de financiamiento.

En tanto se contempla el ingreso de $184 millones ($160 millones por parte del Poder Ejecutivo y $24 millones de las Municipalidades y Organismos Descentralizados) provenientes del pago de deudas contraídas en gestiones anteriores de Gobierno.

Para cubrir el déficit restante, en caso de no prorrogarse la actual ley de emergencia del Sistema de Seguridad Social, dictada en enero de 2016, se contempla la aplicación del artículo 23 de la Ley 1070/16, por lo que entre las Municipalidades, Poderes y Organismos Descentralizados deberán hacer un aporte extraordinario al sistema de $2.000 millones.

«La ley nos da la alternativa de que, en caso de déficit, cada organismo aportante tiene que cubrir la parte que le corresponde de acuerdo al déficit que genera. Eso involucra a todos los poderes, a los municipios y a los entes», indicó Bahntje.

De acuerdo a las proyecciones del organismo, en los próximos 3 años se incorporarán al sistema 1.000 nuevos beneficios, estimándose finalizar ese período con un total de 7.240 jubilaciones y pensiones, de los cuales 320 corresponderían a beneficios por edad avanzada.

El funcionario analizó que «está claro que con las leyes votadas a principios de 2016 hemos recuperado la previsibilidad del sistema, pero también está claro que enfrentamos un déficit a futuro que vamos a tener que resolver, y esa no es una apreciación de un presidente o de un gobierno sino del directorio de la caja que también integran los representantes electos por los afiliados».

«Lo importante es que ya no hay dos diagnósticos, hay un solo diagnóstico compartido por todo el Directorio; ahora hay que encontrar el mejor tratamiento para lograr sustentabilidad a largo plazo», finalizó el Presidente de la Caja.

También te podría gustar...