(AUDIO) La angustia de una docente: «Soy víctima del cáncer y de la burocracia estatal»

Graciela Tejo es una profesora que atraviesa una durísima situación personal y está peleando a brazo partido no solo contra una cruel enfermedad, sino además contra la burocracia existente en frías oficinas gubernamentales. Hace cuatro años que tiene licencia por «largo tratamiento» y por ese motivo desde setiembre que no cobra sus haberes. Está a cargo de dos hijas, una de ellas discapacitada -a quien en diciembre le dejaron de pagar la pensión RUPE- y sobrevive de la ayuda de amigos o vendiendo cosas de su casa. Pidió que la gobernadora Bertone haga una excepción en su caso, y el expediente está a la firma en su Despacho desde el 19 de mayo.

«Soy paciente oncológica en situación terminal. Soy docente de secundaria y tengo licencia por largo tratamiento. Después del cuarto año de este tipo de licencia nos resguardan el puesto de trabajo, pero sin el sueldo», explicó Graciela ante la consulta de AIRE LIBRE FM. El tema es así: En el primer año de liciencia por largo tratamiento al empleado le pagan el 100% del haber, en el segundo y tercer año el 75%, pero desde el cuarto año, no cobran.
Luego agregó que «soy sostén de dos hijas y por ese motivo he pedido una excepción al Ministro de Educación para que me paguen el sueldo en este cuarto año. El expediente se confeccionó en diciembre -tiene trámite de Urgente-, está en el Despacho de la Gobernadora desde el 19 de mayo y no lo ha firmado aun».
«Ya pasaron 42 días, no lo firma la Gobernadora y nadie me da explicaciones», agregó la angustiada entrevistada.

Recordó que hasta el pasado mes de diciembre «me pagaban la pensión RUPE por mi hija, pero luego le dieron de baja a ella como a otras pensiones por discapacidad».

Ante la consulta para saber qué sucederá con su vida desde el mes de setiembre, cuando se cumpla un nuevo año del pedido de «licencia por largo tratamiento», y porque no ha podido siquiera iniciar los trámites de jubilación, Graciela manifestó que «no se como seguirá mi vida, porque tengo un certificado médico que dice que puedo jubilarme por invalidez, ya que no estoy física ni psíquicamente en condiciones de volver al aula».
«Tengo que reunir la documentación que me piden para luego presentar en la Caja de Jubilación, pero hace mas de un año que pedí esa documentación a Recursos Humanos de Gobierno, me llegó la semana pasada, pero como tiene errores hay que hacer otra vez los reclamos».

«Soy víctima del cáncer y de la burocracia, porque ellos se toman el tiempo que quieren y no les importa si uno puede sobrevivir», explicó claramente.

Como profesora de Inglés trabajó unos 16 años y ahora «estoy tapada de deudas, vivimos con unos pocos pesitos ahorrados que tenia, vendiendo algunas cosas que tenía en casa, con un préstamo que no se cómo devolveré, y algunos amigos que me ayudan. Pese a todo, nunca falta un plato de comida para mi hija».
Mencionó que habló con los responsables de la Delegación de Gobierno, «me atendieron muy bien, pero aún no tengo respuestas, no está en manos de ellos pedirle a la Gobernadora que firme ese expediente».
Por último, Graciela insistió que «por mi estado de salud no estoy en condiciones de volver al aula, por eso tengo el certificado médico que dice que por mi incapacidad me tengo que jubilar», pero además «hay medicación que me cubre la obra social (el ex Ipauss), pero otros medicamentos que los debo comprar yo, los dejé de tomar porque no tengo dinero».
Una dramática situación que necesita una urgente respuesta de las autoridades provinciales.



(AUDIO) Aire Libre 963:

También te podría gustar...