Por sectores inundados por el agua, trabajadores pararon la sucursal del BTF

El agua afectó a varios sectores del edificio del Banco de la Provincia ubicado en pleno centro de Rio Grande, y cerraron sus puertas este lunes. Trabajadores de esta sucursal de San Martín y 9 de Julio, resolvieron no atender al público hasta que el informe de un especialista garantice la seguridad en la institución. El delegado Federico Nieva habló en AIRE LIBRE FM. No se sabe qué ocurrirá este martes. Críticas al vicepresidente.

Nieva dijo que se encontraron con que había ingresado una gran cantidad de agua de lluvia durante el fin de semana. Y a esto se sumó la rotura de un tanque que durante la noche de ayer bombeó líquido dentro del edificio.
“La electricidad y el agua no son compatibles y lo que buscamos es que se resguarde la salud e integridad de nuestros compañeros y también la de nuestros clientes”, manifestó.

Según Nieva, no es la primera vez que esto ocurre, pero en esta oportunidad los trabajadores se pusieron de acuerdo hasta tanto no se garantice la seguridad. “Se venía viendo hace un tiempo, ha llovido demasiado y no sabemos si son las canaletas o cual es el problema que se desbordan y entra toda el agua al edificio; nos ha pasado en varias ocasiones, pero como ahora llovió todo el fin de semana es más grave”, explicó.
Además detalló que “todo lo que es el subsuelo tenía agua, con máquinas que se mojaron, tenemos un entrepiso donde pasan las instalaciones eléctricas de toda la red que estaban llenas de agua, y todavía pasado el mediodía había gente tratando de secar el lugar”.
De esta manera aseguró que en el edificio del centro “no hay atención hasta nuevo aviso hasta que alguien venga, constate y nos confirme que no hay riesgo para la seguridad de las personas”.

Después del mediodía se acercó personal de la Cooperativa Eléctrica de Río Grande a constatar la situación, que luego realizará un informe.
Nieva dijo además que la asamblea la realizaron porque tuvieron inconvenientes con el vicepresidente de la institución. “Nosotros ya teníamos organizado el tema de cómo íbamos a hacer para abrir rápido pero se hizo presente el vicepresidente, hizo presiones en contra de nuestros compañeros hasta que tuvimos actuar, ir al Ministerio de Trabajo y hacer la presentación correspondiente”.

Y agregó que “allí aprovechamos y solicitamos que vengan a hacer una inspección para la intervención de algún ente que nos pueda constatar y dar la seguridad de que podemos trabajar en total seguridad. El vicepresidente es Contador, no nos puede decir trabajen que está todo bien. Él es contador, yo soy cajero, y no tengo idea de electricidad y el tampoco”.
“Hicimos la presentación correspondiente pidiendo una inspección, pero tenemos entendido que el Ministerio recibió un llamado presionando y no se hicieron las inspecciones. Llegó una nota diciendo que las van a hacer dentro de las 48 horas, cuando en 48 ya está todo seco”, aseguró.

Finalmente adelantó que “si viene alguien con la entidad para para asegurarnos que podemos trabajar, la sucursal la abrimos en cuanto pongan la firma. No es una falta de voluntad de atender a los clientes, pero queremos resguardarnos y a ellos también. Es lo que habíamos hablado en principio con el Gerente y lo entendió pero se ve que no se puede hablar de la misma manera con el vicepresidente”.

También te podría gustar...

error: El contenido esta protegido Aire Libre 96.3 !!