Concejales preocupados con el discurso pronunciado por el Intendente

Guillén y Oyarzo tuvieron algunos puntos de desencuentro con el discurso del intendente Gustavo Melella en el marco del acto de Apertura del Período de Sesiones Ordinarias.

Guillén hizo hincapié en la deuda que el Gobierno mantiene con el Municipio al tiempo que criticó la política municial en tanto que Oyarzo recordó que desde el Concejo siempre se propuso el diálogo institucional y se brindaron las herramientas de gestión” que el Municipio necesita.

El concejal Alfredo Guillén fue la expresión más muy crítica del discurso brindado por el intendente Melella en la Apertura de Sesiones Ordinarias 2014 y aseguró estar “muy preocupado” dado que “no veo una política realmente que apunte a la realidad que estamos viviendo hoy en Tierra del Fuego, con una fuerte deuda del gobierno provincial hacia el Municipio que no la podemos cobrar, no veo la fuerza del Intendente en el ímpetu y en la insistencia de poder cobrar esta importante deuda, que no es dinero ni de Gustavo Melella, ni de la gobernadora, sino que son dineros públicos”. Recodando además que se trata de “dinero que es del vecino que ha pagado sus impuestos, y que tiene una fuerte demanda en cuanto a los servicios inmediatos, y necesidades concretas,”. Además calificó el dscurso del Intendente de “”vacío”, ya que solo estuvo “lleno de promesas, como venimos observando desde hace dos años, donde se vienen prometiendo rotondas, donde lo único que hemos vistos son tambores de 200 litros, tanto en Chacra XIII como en la Margen Sur, hemos escuchado falsas promesas con ayudas del gobierno nacional que nunca han llegado, y una serie de obras que han quedado solamente en promesas”.

Además contradijo al Intendente en cuanto a las obras realizadas, entendiendo que “ hoy la mayor obra que se ve plasmada en la ciudad es la que ha dejado el Ingeniero Jorge Martín, como es la ampliación de la toma de agua, como es el acueducto, y lo que es la Cisterna Margen Sur, son obras que las dejó hasta licitadas y concretadas, es lo único que se está viendo en ejecución hasta el día de hoy, razón por la cual yo estoy muy preocupado ante estos discursos que no nos llevan a nada, con discursos que son solo promesa que no la vemos plasmada nunca en obras reales, y son las demandas concretas que está exigiendo el vecino, y en un ciudad como Río Grande que sigue creciendo”. Volvió a insitir con el hecho de que “hoy nuestra ciudad no tiene autonomía municipal porque somos rehenes del gobierno provincial, manejamos fondos cuando le da la posibilidad la provincia, o cuando le sobra dinero la provincia y lo manda para el Municipio”. Y reprochó, “el vecino de Río Grande no es un vecino de segunda, sino que es un vecino de primera, y necesita la respuesta en forma inmediata, pero esto no se va a producir hasta cuando el intendente entienda que el dialogo debe existir, pero debe primordiar sobre todas las cosas la obligación que él tiene de reclamar los fondos que son de la ciudad”

En relación al dialogo entre el Municipio y el Concejo Deliberante resaltó que “la mala relación o la falta de dialogo la ha generado el intendente mismo con sus funcionarios”. En el mismo sentido ejemplificó con “lo que sucedió el año pasado que se metió en una cuestión interna del Concejo Deliberante que hasta mi me sorprendió porque el intendente estaba muy preocupado y se había metido en una discusión y en un dialogo que manteníamos los Concejales porque el pretendía que el Presidente del Concejo fuera otra persona que no fuera la actual Presidente del Concejo Deliberante Miriam Boyadjian”.

Por lo tanto responsabilizó al propio Intendente al entender que “estás son las cuestiones que quiebran el dialogo, y que hacen que las relaciones no fueran buenas”.

Y sentenció “yo apuesto al dialogo, apuesto a la buena relación, pero no para que seamos avasallados”.

“Nosotros le hemos brindado herramientas al Intendente”

El concejal Mauricio Oyarzo, por su parte señaló que si bien “el mensaje del intendente, siempre es importante”, recordó que en lo referente “al acceso a la tierra y a la vivienda, es un problema que nos preocupa a todos desde hace muchísimo tiempo, y nosotros desde el Concejo Deliberante le hemos brindado las herramientas necesarias para que realice las gestiones pertinentes, y seguiremos seguramente en ese camino”.

En relación al tema de la droga aseguró que “es un problema que aqueja a toda la ciudad, a toda la provincia, desde el Concejo Deliberante hemos aprobado la creación del Centro para tratar el tema de las adicciones, y seguramente vamos a seguir en la misma línea, me parece que todos los Concejales hemos demostrado durante todo este tiempo en brindarle al ejecutivo de las herramientas que necesita para poder gobernar, e imagino para este 2014 un buen año legislativo, de mucho trabajo, y espero que las relaciones institucionales sean mejores, trabajo que se irá haciendo de a poco”.

Finalmente se refirió a la relación entre el Concejo y el Ejecutivo señalando que “nosotros al dialogo no lo hemos cortado, quizás en algunas situaciones no hemos logrado los consensos, pero vivimos en democracia, y cuando no se pueden acordar algunas situaciones, se someten a votación, pero creo y auguro un muy buen año para toda la ciudad de Río Grande, y creo que el Municipio entero, del cual formamos parte, va a estar a la altura de la circunstancia de lo que la ciudad necesita”.

También te podría gustar...