Bertone reclamó por las suspensiones y cancelaciones de vuelos a Río Grande

La gobernadora Rosana Bertone hizo un reclamo a la empresa Aerolíneas Argentinas y a los organismos nacionales reguladores de la actividad aerocomercial por las recurrentes suspensiones y cancelaciones de vuelos que sufre la ciudad de Río Grande. Por otro lado, a partir del sábado 13 de julio, habrá modificaciones en los horarios, ya que la torre de control trabajará de 7 a 15 horas por falta de personal en el horario nocturno.

Estas modificaciones se extenderían hasta el 17 de agosto. El vuelo 1844 aterrizaría en Río Grande a las 7:25, mientras que el vuelo 1848, llegaría al aeropuerto local a las 8:30. Este pedido lo hizo la Empresa Argentina de Navegación Aeréa (EANA), que presta servicio para la Administracion Nacional de Aviacion Civil (ANAC).

La mandataria envió sendas notas al presidente de Aerolíneas Argentinas Luis Malvido, al Administrador Nacional de Aviación Civil Tomás Insausti y al presidente de la Empresa Argentina de Navegación Aérea Gabriel Gianotti, requiriendo cambios en los horarios de los vuelos que arriban a Río Grande como también que la ANAC y la EANA (que tienen a su cargo los aeropuertos de todo el país) que realicen las inversiones necesarias para mejorar las condiciones de operatividad del Trejo Noel en situaciones de climatología adversa.

Teniendo en cuenta que el principal problema del aeropuerto riograndense es la presencia de niebla a la hora en que deben aterrizar los vuelos de Aerolíneas, es que la gobernadora solicitó a la empresa un cambio en los horarios de arribos y partidas (actualmente los vuelos llegan a la ciudad de madrugada). De igual manera, Bertone instó a los organismos nacionales a que lleven adelante las inversiones para garantizar la normal operación del aeropuerto en condiciones climáticas desfavorables.

“Durante los meses de junio y julio se han cancelado más de 30 vuelos por razones técnicas o meteorológicas, ocasionando el aislamiento de la ciudad, el perjuicio de la actividad económica y graves dificultades a los vecinos que, por distintas razones incluyendo situaciones de salud, deben trasladarse a otros puntos del país” señala la nota.

“Si bien las cuestiones meteorológicas son ajenas a la voluntad humana –continúa la nota- una adecuada inversión en actualización tecnológica permitiría mejorar las condiciones de operabilidad del aeropuerto, por lo que solicito que, en conjunto con los organismos y empresas involucradas (Aeropuertos Argentina 2000, Aerolíneas Argentinas y ANAC) se realicen las inversiones y previsiones necesarias a esos efectos”.

También te podría gustar...