(AUDIO) Emotivo testimonio de uno de los creadores de la primera escuela en la Antártida

Hace 40 años, la primera expedición del país en el continente blanco levantó un aula que luego se convirtió en la Escuela Manuel Belgrano que cambió su nombre a Escuela N° 38 presidente Julio Argentino Roca y actualmente se llama Ricardo Alfonsín. Este suceso histórico se logró gracias al esfuerzo que realizaron un grupo de ocho padres, 14 niños y un sacerdote que ejercía de director. Uno de esos padres fundadores fue el mecánico Orlando Hugo Britos, quien dialogó con AIRE LIBRE FM y recordó aquella inolvidable experiencia en la Antártida.

Yo estuve en Belgrano, Sobral, Esperanza, conozco Maramabio y en la base Primavera. Tengo siete años de Antártida, lo que hace que conozca muchas cosas y situaciones vividas distintas. Cada base tiene un sistema de vida diferente a otra. Ya sea por el lugar, las operaciones o el clima”, comentó Britos en diálogo con esta emisora.

Consultado sobre su labor en el continente blanco, señaló: “Yo soy mecánico, atendíamos los vehículos, las maquinas, extractores de aires viciados y la reanudación del aire nuevo, cocinas, estufas. En Belgrano teníamos tres estufas en la habitación para mantener una temperatura estable de cinco grados bajo cero, eso era como estar en Mar del Plata

Y añadió: “Todas las cosas que hoy conocemos no tiene nada que ver con aquel entonces. Fuimos como una prueba piloto 8 matrimonios, 14 chicos y un jesuita Buenaventura de Filepi que era de Córdoba y la intención era hacer un fortín como principio de Soberanía y llevar gente para ser un pueblo o algo parecido. Entre las esposas de los 8 había dos señoras que eran maestras. Esas maestras se merecen un homenaje porque brindaron clases sin cobrar nada y ayudaron a que los chicos puedan aprender“. 

Orlando relató  que “el primer día de clses yo tenía dos chicos, un varón (séptimo grado) y la nena (segundo). Mi señora era auxiliar del control de los depósitos que teníamos. Había jardín de infantes, primario y secundario. Se dictaron las clases de los tres niveles en el aula que construimos“.

La historia se hace. No comienza con tantas cosas finales, se empieza de a poquito con sacrificios y en estos 40 años la escuela es bastante linda. Todo a cambiado, lo nuestro era muy primario. Las casas y los servicios no eran ni parecido a lo que es hoy y la tecnología junto a la comunicación lo que es ahora”, finalizó Britos que agradeció poder brindar un testimonio de un testigo directo de una muestra de soberanía en un suelo argentino tan alejado y que el tiempo acercó gracias a la ciencia. 

La historia de la escuela

La escuela fue inaugurada el 14 de marzo de 1978 como una delegación dependiente del instituto Doctor Dámaso Centeno de Buenos Aires, convirtiéndose en la primera escuela antártica bajo el nombre de Manuel Belgrano. Los alumnos son los hijos de las familias de científicos, personal de las fuerzas armadas, técnicos y civiles que viven en la base. Contaba con una guardería infantil y cursos regulares de nivel primario y secundario, con programas y ciclo lectivo similares a los de la capital argentina, utilizándose el Sistema de Educación a Distancia de la Fuerza Aérea Argentina. La madres de los niños de la base hacían de maestras. En marzo de 1982 se inauguraron nuevas instalaciones. Desde el 1 de enero de 1992 pasó a depender del Estado Mayor General del Ejército con educación a distancia a través de tutores.

El 11 de marzo de 1997 la escuela fue transferida a la provincia de Tierra del Fuego, por decreto nº 1673/96, siendo reinaugurada por el entonces gobernador José Arturo Estabillo como Escuela Provincial Nº 38 Presidente Julio Argentino Roca, Jardín de Infantes Buque Santa Micaela y guardería Pingüinitos. Desde entonces el Ministerio de Educación provincial se encarga realizar la selección del personal docente civil que se desempeña anualmente. Los docentes elegidos son matrimonios. El actual Diseño Curricular es el mismo que en el resto de la provincia.​ El nombre del jardín de infantes se debe al carguero patagónico mercante, que trasladó en 1951 al continente austral a los miembros de la Primera Expedición Científica a la Antártida Continental Argentina conducida por Hernán Pujato. Las clases comienzan una semana más tarde que en la Argentina continental, cuando finaliza la visita de cruceros turísticos. En la escuela estudian chicos entre los 7 y los 16 años.

Desde 1999, los entonces dos profesores de la escuela comenzaron a desarrollar el Programa GLOBE equipos prestados por la Fuerza Aérea Argentina para estudiar las condiciones climáticas del lugar. Desde entonces todos los docentes asignados a la Base se capacitan con el programa. La escuela 38 es el establecimiento más austral de este programa internacional. En 2003 la escuela lanzo un micro radial llamado Pingüinitos al Aire, siendo transmitido por LRA36 Radio Nacional Arcángel San Gabriel.

Los alumnos de la escuela secundaria cursan sus estudios utilizando la metodología de Educación a Distancia a través del Sistema de Educación a Distancia del Ejército Argentino (SEADE). Para ello cada alumno recibe todo el material de estudio a desarrollar a lo largo del año de estudio en un CD. Los mismos cuentan con el apoyo de tutoras en la base, una tutora en línea y el cuerpo de profesores del SEADE. Desde 2010 se enseña obligatoriamente el idioma inglés.​ En 2010, como parte del programa gubernamental Conectar Igualdad, BGH e-Nova, Santillana e Intel donaron diez computadoras portátiles y ochenta libros para la escuela.

El 28 de julio de 2007 se originó un incendio debido a una falla en la calefacción destruyendo la edificiación. Las clases funcionaron en una vivienda de la base hasta 2009 cuando se inauguró el nuevo edificio. El nuevo edificio incluye la sala de informática y biblioteca “Doctor José María Sobral”. La sala de informática está equipada con catorce máquinas, nueve de última generación, dos cámaras web y conexión a Internet por banda ancha. Debido al espacio reducido, la escuela facilita en calidad de préstamo algunos equipos a otras dependencias de la base.

El 19 de diciembre de 2012, la Legislatura de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, sancionó la ley que impuso a la Escuela el nombre de “Presidente Raúl Ricardo Alfonsín”.​ El cambio de nombre se debió a la «tendencia de eliminar denominaciones y referencias» que homenajeaban al líder de la Conquista del Desierto por ser «acusado de genocidio» por entidades civiles defensoras de los derechos de los pueblos originarios.

(AUDIO) Aire Libre 963:

También te podría gustar...