Melella recorrió la empresa Foxman, que reabrió sus puertas