Una pareja resultó con sus rostros ensangrentados por un choque