Impugnarán el caso de un empleado del IPV que fue pre adjudicado en tiempo récord

Impugnarán el caso de un empleado del IPV que fue pre adjudicado en tiempo récord.

El Presidente del Instituto Provincial del Vivienda (IPV), Luis Cárdenas, reconoció el “malestar de los vecinos” de Río Grande por el caso del empleado del IPV que se encontraba en un listado de pre adjudicación. El funcionario dijo que se hará lugar a la impugnación por lo que esta persona no podrá acceder a la casa, incluso pese a que “existe un mecanismo de la gestión anterior” que permite que los empleados del instituto accedan a una vivienda con mayor rapidez.

El enojo se viralizó ayer en redes sociales, cuando desde el propio Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) trascendió un documento de pre adjudicación de un empleado del mismo organismo, anotado según consta en el papel con menos de un mes de anticipación. En tiempos de crisis, y de una fuerte crisis habitacional, las críticas no tardaron en llover.

Desde el mismo IPV rápidamente salieron a atajar el tema, y además de anticipar la impugnación del caso, explicaron que la situación es posible debido a una disposición del gobierno anterior que garantiza viviendas para los empleados del organismo.

Así lo explicó el Presidente del IPV, Luis Cárdenas, quien dijo en Info3 Noticias que “estamos avanzando con postulantes, entre ellos en el caso específico de este empleado del Instituto que en realidad tiene más de 20 años anotado en demanda habitacional y que por cuestiones técnicas administrativas surge el año 2017 como regularización del expediente”.

Cárdenas explicó que “más allá de la cuestión administrativa, evidentemente se genera un malestar, esto está en proceso de impugnación, se le va a dar desde Presidencia entidad a la impugnación y a cualquier acto administrativo se va a dar a conocer”.

En este orden añadió que “esta noticia surgió de este mismo organismo porque nosotros tomamos la decisión de que todas las adjudicaciones de viviendas tienen que estar visibilizadas las vías que correspondan, justamente para legitimar el acceso a la vivienda”.

“Obviamente comprendo el malestar de los vecinos, existen instrumentos firmados desde la gestión pasada, donde se le daba la posibilidad a través de actas a acuerdo a los empleados del Instituto de contar con su propia vivienda”, sumó.

Y remarcó que “más allá de esta cuestión técnico administrativa, hay una decisión política de esta autoridad de no avanzar en ese sentido”.

“Creo que hubo una comunicación como que se daba a entender que la vivienda ya estaba adjudicada o que estaba en ese proceso, no era así ni mucho menos tampoco, en realidad es una instancia de postulación, de visibilizarían de esa postulación y justamente ahora estamos en una instancia de impugnación”.

Por último indicó que “o solamente en este caso específico, también se analizan otras entregas de viviendas y cualquiera de las vertientes que puedan evaluarse a los efectos de garantizar que la legitimidad del caso está garantizada”.

(Fuente: Crítica Sur)

También te podría gustar...